Director General de UNESCO, Irina Bokova, expresa su angustia y consternación por la destrucción de tres tumbas sagradas que forman parte del Patrimonio de la Humanidad en Timbuktu, MaliImage

Anuncios